Por qué Carlos Sainz está sacando lo mejor de un Ferrari SF-23 que se le atraganta a Charles Leclerc

Por qué Carlos Sainz está sacando lo mejor de un Ferrari SF-23 que se le atraganta a Charles Leclerc
Carlos Sainz vive un momento dulce en Ferrari.

Carlos Sainz está ofreciendo un estado de forma excepcional y eso está evidenciando los problemas que su compañero Charles Leclerc está encontrando. Ambos explican las causas y lo que esperan de Ferrari en lo que resta de temporada.

En la Fórmula 1 pequeños detalles pueden decantar la balanza en favor de uno u otro equipo. Y lo mismo ocurre con los pilotos, que en ocasiones ven como determinadas características de un monoplaza afectan en gran medida a su rendimiento.

Lo estamos viendo esta temporada con el vaivén de rendimiento de equipos muy igualados como Mercedes, Aston Martin, McLaren y Ferrari. Y también lo estamos viendo a la hora de comparar pilotos de un mismo equipo.

«Intento algo diferente en el coche para desafiarme a mí mismo, desafiar al equipo, desafiar al coche. Y parece estar funcionando»

Ocurre algo similar en Mercedes y también está pasando en Ferrari: un piloto encuentra su punto dulce y el otro sufre para igualar su rendimiento.

En otras ocasiones, Charles Leclerc ha sido el piloto de referencia de la escuadra italiana, pero actualmente es Carlos Sainz quien domina y lidera a Ferrari. Algo que ha sido especialmente evidente en Monza y Singapur, donde el madrileño ha sumado dos poles, un tercero y una victoria.

Ejecución perfecta en Singapur

Pero antes de profundizar en las causas que han propiciado este cambio de tendencia en Ferrari, Carlos Sainz ha querido hablar de lo vivido en Singapur, carrera que ganó de manera magistral y por la que ha recibido numerosas alabanzas.

Sin embargo, el piloto español no quiere que la gente se olvide de su equipo, que ejecutó la carrera a la perfección para permitirle obtener la victoria.

«Creo que debemos darle el crédito al equipo. Vale que yo hice mi trabajo con el DRS y gestionando, pero todo se ejecutó muy bien», afirma Carlos Sainz. «Sigo pensando que no teníamos el coche más rápido en Singapur y nos las arreglamos para ganar, podemos estar orgullosos de eso y hemos de reconocer al equipo su trabajo».

«Si revisas la carrera, estuve todo el tiempo mirando por los retrovisores porque clasificamos por encima de nuestro ritmo. Como en Zandvoort, que puede ser un buen ejemplo, pero también Monza o el propio Singapur», recuerda antes de entrar a valorar el estado actual del coche.

Carlos Sainz admite que espera «que el coche de la temporada que viene tenga unas características diferentes» al SF-23 de la presente temporada.

«Será un nuevo comienzo, porque el coche de ahora nos ha dado algunos dolores de cabeza, en ciertos trazados puede ser muy rápido, pero es verdad que en otras carreras no éramos nada del otro mundo, como en Singapur con la degradación, que sigue siendo nuestro punto débil», relata, deseando que en 2024 el monoplaza sea más versátil y estable en su rendimiento.

A qué hora es la Fórmula 1 en Suzuka (GP Japón) y dónde se puede verA qué hora es la Fórmula 1 en Suzuka (GP Japón) y dónde se puede verLeer noticia

«El año que viene espero que tengamos más oportunidades, con una ventana mucho mayor y que seamos más rápidos, no sólo en ese tipo de circunstancias, sino en todas las carreras», explica Carlos Sainz.

«El coche ha cambiado desde el comienzo de la temporada, pero sigue, obviamente, sin ser genial. Es peor en unas áreas y mejor en otras, en ciertos circuitos como Monza o Singapur se ha adaptado muy bien, pero otros como Zandvoort o Silverstone fue muy difícil de pilotar, incluso Miami con el viento», reitera.

Trabajo duro de Sainz y Ferrari para encontrar la puesta a punto correcta

Pero en 2023 las cosas son como son y ya no pueden cambiarse, por lo que tanto Carlos Sainz como Ferrari se han puesto manos a la obra para tratar de minimizar las limitaciones del SF-23 al tiempo que potencian sus virtudes.

«Hemos estado trabajando muy duro para encontrar el punto óptimo y probablemente todavía no lo hemos encontrado», admite Carlos Sainz. «Es por eso que cada fin de semana intento algo diferente en el coche para intentar desafiarme a mí mismo, intentar desafiar al equipo, intentar desafiar al coche para ponerlo en un lugar un poco diferente, y parece estar funcionando».

«Seguimos encontrando pequeñas mejoras para un mejor ritmo, y con esto no me refiero a que sea un coche más predecible. Simplemente tratamos de encontrar más velocidad», reitera.

carlos-sainz-sacando-mejor-ferrari-sf-23El Ferrari SF-23 tiene velocidad, pero es muy impredecible y eso limita su potencial en muchos circuitos.

Charles Leclerc y sus problemas con el Ferrari SF-23

Que Carlos Sainz es un trabajador incansable es algo de sobra sabido en la Fórmula 1 desde que debutara en 2015. Pero eso no quiere decir que Charles Leclerc no esté trabajando también en mejorar.

El monegasco, sin embargo, no está consiguiendo tan buenos resultados como el español y eso se debe principalmente a que demanda un estilo de pilotaje muy diferente,

«Carlos, en Monza y Singapur, ha sido muy, muy fuerte. Es genial tenerlo en esta forma porque también me empuja a comprender un poco más mi estilo de pilotaje y a tratar de adaptarlo a este coche», comienza diciendo Charles Leclerc, que a continuación profundiza en sus dificultades.

«No me siento completamente cómodo con el coche en este momento. Hay demasiado subviraje para mi gusto y me cuesta sortearlo», reconoce Leclerc. «Debido a la imprevisibilidad del coche, no puedo tener el sobreviraje que quiero. Así que queda un poco de trabajo por hacer, pero ante todo es fantástico ver que al menos la competitividad parece estar a la altura».

carlos-sainz-sacando-mejor-ferrari-sf-23Charles Leclerc admite que no puede desarrollar su estilo de pilotaje con el traicionero SF-23.

A diferencia de Carlos Sainz, Charles Leclerc se siente cómodo con un monoplaza sobrevirador que permita jugar con la rotación del mismo en las curvas. Pero el SF-23 es demasiado impredecible como para hacer eso, limitando el potencial del monegasco.

«Tenemos este coche muy impredecible. Necesitamos ir sobre seguro en cuanto al equilibrio, porque no podemos correr con mucho agarre delante. No es que sea un coche con subviraje, sino que hay que forzarlo para que sea predecible. Y esto es un poco complicado», concluye Charles Leclerc.

En el pasado, Ferrari ha tenido monoplazas más estables que han permitido a Leclerc desarrollar todo su potencial, pero que han limitado la capacidad de Carlos Sainz de exprimir un estilo de pilotaje más convencional. ¿Qué camino seguirá la Scuderia en 2024?

img

Top 5 Inicio

×