Sainz y su reticencia a probar F1 clásicos: "¿Para qué arriesgarse a sufrir daños?"

img

Sainz recuerda que siempre que se sube a un coche clásico, le vienen dos temas a la cabeza. El primero de ellos es negativo, pues se pregunta sobre el sentido que tiene pilotarlo, pues es asumir el riesgo de poder sufrir un accidente, como le pasó a Leclerc en Mónaco con el Ferrari 312B3 de Niki Lauda. Eso sí, también remarca que no todos los días podrá probar un Fórmula 1 del pasado.

×