img

Alonso cambia el motor y saldrá último en Barcelona

Los mecánicos de Alpine han tenido más trabajo de lo habitual antes de la carrera.Motor.es

La peor posición en la parrilla de salida de Fernando Alonso en lo que va de año ha bastado a Alpine para aprovechar la oportunidad y utilizar una nueva unidad de potencia con el español, precisamente en su GP de casa.

A pesar de no haber arrancado el año con buen pie, con toda una nueva generación de monoplazas que brindaba oportunidades adicionales a los integrantes de la parrilla de Fórmula 1 para dar el salto e insertarse en la lucha, Alpine lleva 9 puntos más en el campeonato que a estas alturas el año pasado.

Al igual que en 2021, los franceses sólo han encajado un 'cero' por ahora: en Imola, donde Fernando Alonso se vio obligado a abandonar tras un ligero toque con Mick Schumacher que terminó siendo fatal, y Esteban Ocon no dispuso nunca de ritmo suficiente como para intentar encaramarse en el Top 10.

Fallo en casa

Con la ocasión del Gran Premio de casa, el #14 aspiraba a dejar un buen espectáculo... que derivó en tragedia. Un error garrafal a medias entre el equipo galo y el español le eliminó en la Q1 del GP de España, forzándole a encarar la salida desde la 17º posición.

Hasta la fecha, la peor posición de arranque del bicampeón en la categoría reina del automovilismo había sido el 11º puesto de Miami, la primera vez que no pasaba a Q3 en este inicio de año, sin olvidar el 10º puesto de partida en un GP de Australia en el que por un fallo mecánico no pudo cerrar una vuelta en clasificación que le habría servido para ocupar la primera o la segunda fila de la parrilla.

Lea también: Alonso libra la sanción por sus críticas a la FIA tras reunirse con Sulayem

Los dos únicos puntos que conserva Alonso en su casillero personal le dejan por el momento en la parte baja de la clasificación de pilotos, empatado con Stroll y tan sólo por encima de Zhou, además de los otros tres pilotos que han participado en al menos un GP y no han conseguido terminar entre los diez primeros.

Exceso de fallos

A tenor de este pésimo resultado en clasificación, en Alpine han optado por equipar una nueva unidad de potencia en el A522 de Alonso, incluso en la zona de los escapes. Después de llegar al límite de motores utilizados sin penalizar en un arranque de temporada plagado de contratiempos mecánicos, la lógica ha imperado.

Salir desde el fondo de la parrilla, tan sólo 3 posiciones más retrasado con respecto a lo que habría sido un fin de semana sin esta modificación, es un riesgo que han decidido asumir los de Laurent Rossi a la vista de que aún quedarán 16 Grandes Premios más por disputarse después del de España.

En el lado de Ocon las cosas tampoco van demasiado bien: el #31 montó en Imola el segundo propulsor en apenas cuatro carreras. Todo esto concuerda con el principal anhelo de Alpine de disponer de un motor competitivo, aunque frágil de inicio, a la espera de comprobar si las 'reparaciones' en el mismo a medida que avance la temporada terminan con un motor rápido y fiable.

×