La opinión de Carlos Sainz sobre el incierto futuro de Mattia Binotto en Ferrari y los retos de 2023

img

Sainz y Binotto, una imagen que cada día tiene menos opciones de repetirse.Scuderia Ferrari

Ante los incesantes rumores de la prensa italiana sobre el despido o dimisión de Mattia Binotto, el piloto español aboga por la estabilidad como clave para alcanzar a Red Bull. Sainz pone también el foco en el desarrollo, las estrategias y las arrancadas.

El rumor ya es imparable, y va camino de adquirir claros visos de realidad. Dos semanas después de que las primeras informaciones apareciesen en los medios italianos, la figura de Mattia Binotto ha vuelto a ser cuestionada de forma crítica en las páginas de la prensa transalpina, que ha asegurado que el responsable de la Scuderia Ferrari habría presentado su dimisión de cara a la temporada 2023.

Después de cuatro temporadas, donde se vivió la ofensiva de campeonato de 2019, la debacle de 2020 con los motores neutralizados y la recuperación hasta el gran rendimiento de este 2022, la posición de Binotto estaba más en entredicho que nunca tras los errores estratégicos, los fallos inexplicables y el menor ratio de desarrollo en la segunda mitad de año que entregó en bandeja a Max Verstappen la consecución de su segundo título de campeón.

«Roma no se construyó en un día, y hay que tener en cuenta de dónde venimos»

Carlos Sainz llegó al equipo en 2021, durante el tercer año de la era Binotto, y ha vivido su temporada más exitosa en Fórmula 1, con su primera victoria, tres poles y un quinto puesto en la general que parece saber a poco con el gran rendimiento mostrado por Ferrari durante buena parte del año. Pese a todo, el piloto español se mostró cautamente favorable el pasado fin de semana en Abu Dhabi a una eventual continuidad de Binotto en pos de la estabilidad, según recogió los micrófonos de Sky Sports F1.

«No voy a entrar en lo que prefiero o no. Solo sé, por experiencia, que Roma no se construyó en un día, y hay que tener en cuenta de dónde venimos», comentó el pìloto madrileño. «Si miramos el progreso que hemos hecho como equipo estos últimos dos años, es enorme, y el equipo está trabajando bien. Somos muy críticos de forma privada. De cara al público, probablemente estamos protegiendo a cada miembro del equipo, y estamos teniendo esta famosa cultura de no culpar a nadie, con la que queremos proteger obviamente a todos»

Los «muchos errores» deben terminar en 2023

Uno de los aspectos más persistentes en la rumorología que sitúa fuera de Ferrari a Binotto es la eventual llegada de Frédéric Vasseur, el principal responsable de Sauber F1 bajo su actual denominación Alfa Romeo. El dirigente francés cuenta, a su vez, con una excelsa relación con Nicolas Todt y el entorno de los Leclerc, algo que ha levantado recelos en algunos círculos por una potencial preferencia hacia la figura de Charles Leclerc tras la obtención de su subcampeonato.

Independientemente de filias y fobias, Sainz postula que el equipo tiene los ingredientes para triunfar, y que solo falta aderezarlos como es debido: Pienso que estamos haciendo un gran trabajo con ello, pero es cierto que hemos cometido muchos errores este año, y que queremos ser un mejor equipo. Pero, como he dicho, no llega de un año para otro, y necesitamos seguir mejorando. Creo que hemos sido un poco mejores en todo durante la segunda mitad del año. Simplemente, no hemos desarrollado lo suficiente.

Binotto espera no recibir la llamada de su despido... si no se ha producido ya.

Sainz busca limpiar sus primeras vueltas

Uno de los grandes puntos débiles este año para Sainz han sido las salidas y las primeras vueltas, un hecho evidenciado en los accidentes sufridos en Japón y Estados Unidos en circunstancias complejas. El piloto español pone el énfasis en las arrancadas, donde considera que se han perdido puntos importantes: «Creo que es muy simple. Necesitamos ser mejores a la hora de ejecutar las carreras, aunque sea desde las salidas como en mi caso. Ese año hemos tenido un problema inherente en el coche que no nos ha permitido arrancar bien. Tuve un problema en el embrague todo el finde en Abu Dhabi, y me costó una posición con Lewis, lo que significó perder cinco o seis segundos en esa loca pelea que tuve con él».

Mattia Binotto dimite y abandonará Ferrari 28 años después, afirman en ItaliaLeer noticia

Por último, está el manido tema del muro, que también ha recibido críticas constantes durante el año por errores de bulto a la hora de decidir el momento correcto de las paradas, la estrategia con las gomas y los propios errores durante los pit stops: «Lo segundo, obviamente, es las estrategias, ponernos los objetivos adecuados y los neumáticos correctos el domingo. Esto es algo en lo que estamos trabajando para el año que viene, y luego está el tema del desarrollo. Si queremos batir a Mercedes y a Red Bull, tenemos que desarrollar mejor que ellos».

×