McLaren inició el mismo camino que ahora emprende Aston Martin: en este punto se encuentra

img

McLaren marca el camino que Aston Martin quiere recorrer.

Varios son los equipos de la parrilla de la Fórmula 1 que han emprendido una renovación a todos los niveles en los últimos años. McLaren fue el primero, conjuntamente con Alpine. Ahora, Aston Martin pretende hacer lo mismo con Fernando Alonso como líder en la pista.

En esta Fórmula 1 en la que el límite presupuestario y un reglamento técnico completamente nuevo y más restrictivo desde el punto de vista del desarrollo dominan, son muchos los equipos que quieren aspirar a las victorias y los títulos.

Pero, de momento, sólo tres de ellos se han mostrado capaces de aspirar a ello: Mercedes, Red Bull y Ferrari. Y hay una razón: el hecho de que la limitación presupuestaria haya permitido a otros equipos contar con los mismos recursos financieros que los líderes no soluciona otros aspectos que permiten a estos tres ser superiores.

Mucho más que dinero

En una Fórmula 1 en la que el límite presupuestario ha quedado fijado en 140 millones de dólares, al menos 6 de los 10 participantes alcanzan ese límite. Además de los ya mencionados, McLaren, Alpine y Aston Martin operan ya en igualdad de condiciones financieras, aunque no es el caso en muchas otras áreas.

Andreas Seidl, director de McLaren, sabe bien cuáles son las diferencias que aún existen entre estos tres equipos dominadores y el resto. «No esperaba un gran cambio en el orden jerárquico al entrar en esta nueva era de la Fórmula 1».

«No hay razón para que los equipos que son mejores ahora mismo, con sus organizaciones, su infraestructura y sus herramientas establecidas, no hagan un mejor trabajo en comparación con nosotros en la preparación de esta nueva era. Y eso es lo que estamos viendo», explica el ingeniero alemán.

Andreas Seidl, junto a Daniel Ricciardo.

«Tampoco debemos olvidar que todos los equipos a los que superábamos en el pasado, porque éramos el cuarto equipo más grande, de repente también están en medio de la lucha. Algunos de estos equipos, como Alpine o Alfa Romeo, ya tienen una infraestructura de vanguardia», amplía Seidl.

«Por eso tenemos que aceptar que estos equipos pueden hacerlo tan bien como nosotros, quizá incluso mejor que nosotros en este momento. No es una situación con la que estemos contentos, pero esa es la realidad en la que nos encontramos», reconoce.

Cuestión de tiempo

Pero, si bien el nuevo reglamento, tanto técnico como financiero, otorga a equipos como McLaren, Alpine y Aston Martin las herramientas necesarias para desafiar a los grandes, esto lleva tiempo e implica un plan de renovación certero y eficaz.

McLaren y Alpine iniciaron ese camino entre 2018 y 2019, momento en el que acometieron una renovación de su personal, métodos de trabajo y herramientas de desarrollo. Si bien la renovación del equipo actual de Fernando Alonso se ha producido a una escala menor, la del equipo de Woking se ha producido a todos los niveles.

«El primer coche completo que se desarrollará en el túnel es el coche de 2025»

«Planeamos tener el túnel de viento listo a mediados del año que viene, lo que significa que parte del desarrollo del coche de 2024 se beneficiará ya de él», explica Andreas Seidl sobre la herramienta estrella de su plan de renovación del equipo.

«El primer coche completo que se desarrollará en el túnel es el coche de 2025. En cuanto al simulador, tenemos previsto completar uno nuevo a finales de este año o principios del que viene, con lo que esperamos ver algunos beneficios ya en 2023, a más tardar en 2024», señala.

«En cuanto al DCF, también hemos hecho grandes mejoras. También estamos estudiando a fondo la actualización de todas nuestras instalaciones de producción, lo que tiene que ocurrir en paralelo a nuestra mejora como equipo», concluye.

Ahora es el turno de Aston Martin

El camino que recorre McLaren es, en esencia, el mismo camino que ha emprendido Aston Martin, que desde 2023 contará con Fernando Alonso en sus filas.

McLaren se vio afectada muy seriamente por la pandemia, lo que además de colocarla en una posición financiera delicada paralizó la construcción del túnel de viento y otros proyectos asociados al mismo.

Por eso, ambos equipos han trazado cronologías similares que terminan en el mismo punto y con el mismo objetivo: ganar al término del presente ciclo reglamentario en 2025. La diferencia es que, en este momento, McLaren es una organización mucho más asentada y madura. ¿Logrará Aston Martin recuperar terreno y colocarse en cabeza en la fecha señalada?

×